Visita de Cáritas Lima a Huachipa

24 03-2017
Visita de Cáritas Lima a Huachipa

Lima, 23/03/17 (Seamos Esperanza — Perú). Voluntarios de Seamos Esperanza se unieron a voluntarios de diversas comunidades eclesiales para llevar donaciones a los damnificados de Huachipa a través de la Vicaría de la Caridad del Arzobispado de Lima.

El miércoles 22 de marzo, voluntarios de Seamos Esperanza se unieron a decenas de voluntarios de diversas comunidades y movimientos eclesiales para llevar ayuda material y espiritual a los damnificados de Huachipa. Llevando las donaciones clasificadas en la Vicaría de la Caridad y acompañados por sacerdotes de la diócesis de Lima, los voluntarios visitaron a comunidades de damnificados en Cajamarquilla y Carapongo.

Los voluntarios en gran parte participantes del comité de voluntariado de la Marcha Por la Vida escucharon el llamado del Cardenal Cipriani para que este año sea una #MarchaSolidaria y los voluntarios que habían venido preparándose para el 25 de marzo puedan destinar sus esfuerzos y energía a llevar la ayuda a donde más se necesite. Los voluntarios estuvieron acompañados de sacerdotes de la diócesis de Lima que ofrecieron consuelo y asistencia espiritual a los pobladores de Cajamarquilla y Carapongo.

Reunidos en las oficinas de Cáritas Lima, los voluntarios ayudaron a cargar las donaciones en un camión y se dirigieron a comunidades previamente censadas donde se ubican grupos de familias que han perdido sus casas y principales posesiones materiales. Aunque las lluvias y crecidas del río han disminuido su fuerza, el lodo y la falta de modos de drenaje aumentan el riesgo de enfermedades e infecciones.

La población de Huachipa damnificada se haya en la necesidad de víveres no-perecibles además de agua y objetos de aseo personal. Como ha indicado el gobierno peruano, las metas de donaciones de ropa se encuentran cubiertas. Son loables los grandes esfuerzos de diversas organizaciones educativas, de salud y  solidarias que visitan la zona para llevar ayuda material a los afectados por las lluvias y huaicos que además se pronostica se repitan en los siguientes días.

El jueves 23 de marzo voluntarios de Seamos Esperanza se unieron a la Policía Nacional del Perú para armar un campamento temporal para damnificados de Carapongo.

Se continúan recibiendo donaciones en las parroquias de Lima y la oficina de Cáritas Lima. Además los interesados en ayudar pueden enterarse cómo en la página de Facebook de Seamos Esperanza.